Nuevo Orden Mundial

video

Si deseamos investigar el asunto de los derechos humanos en el "mundo de hoy y mañana", el argumento anunciado, y discutir en serio este tema, obviamente tenemos que comenzar con el centrar nuestra atención en los principales agentes en la arena, en su práctica, valores y metas; y esto por supuesto no podemos determinarlo sólo por las palabras, que son bien baratas, sino mirando en su constante práctica. Por lo tanto, tenemos que centrarnos sobre todo en la potencia dominante y en "los arquitectos principales de la política". Estoy pidiendo prestada una frase de Adán Smith que se refiere en su día a los "comerciantes y fabricantes" de Inglaterra que tenían en sus manos el poder del estado. Él precisó que se aseguraron de que sus propios intereses "fueran atendidos lo más peculiar posible", por lo "penoso" que era el impacto con los otros, incluyendo a la misma gente de Inglaterra. Este es un axioma y fue expuesto en forma modificada en este siglo por el principal filósofo estadounidense, John Dewey.
Parafraseando el axioma, él precisó que la "política es la sombra echada por el gran business sobre la sociedad" y que sólo existen posibilidades limitadas de hacer avanzar derechos humanos, libertad o democracia si prestamos la atención solamente a la sombra y rechazamos mirar a la sustancia: un axioma otra vez.
Adheriré al axioma y, según lógica, enfocaré mi atención en la nación más poderosa y dominante en el mundo, sin proponerme sugerir o implicar que las otras sean diferentes; sólo son menos independientes e influyentes, por lo tanto menos destructivas. Por esta razón, comenzaré con dar una mirada a la potencia que hace cincuenta años se "asumió, fuera de su propio interés, la responsabilidad del bienestar del sistema capitalista en el mundo". Estoy citando al conocido historiador y diplomático Gerald Haines, que por casualidad fue también el mayor historiador de la Cia, en un libro suyo muy considerado, sobre la manera en que los EE.UU. asumieron el control de Brasil en 1945. Fue cuando los EE.UU. tuvieron finalmente bastante potencia para expeler a sus enemigos principales, Francia y Gran Bretaña, del hemisferio occidental y asumir el control del "calostro del Sur", como fue llamado, en reconocimiento de su riqueza y potencial extraordinarios. Los EE.UU. asumieron de tal manera el control del "calostro del Sur" y, citando Haines otra vez, lo transformaron en una "zona de pruebas para los métodos científicos modernos de desarrollo industrial". Podemos aprender mucho sobre el asunto de esta noche viendo que esta situación fue alcanzada por la caraduría estadounidense a lo largo de medio siglo en esta óptima zona de pruebas. No se podría conseguir un ejemplo mejor: recursos enormes, enorme potencial, ninguna interferencia, pocos adjustes para considerar como funciona la zona de pruebas. Hubieron logros. Uno de los más dramáticos fue la realización del primer estado de policía neo-nazista en el hemisferio, en los primeros años 60. Es un gran país, por lo tanto hubo un rápido efecto dominó. El propósito era repeler la amenaza democrática parlamentaria, que comenzaba a escapar del control. Fue considerado un gran logro y descrito por el embajador de Kennedy, Lincoln Gordon, como "sóla victoria decisiva para la libertad a mediados del siglo XX". Realmente importante. Más luego, él se convirtió en rector de una gran universidad.
El régimen y el terror que resultaban, fueron acogidos con favor no sólo por los liberales demócratas, sino por el mundo de los negocios, que fue aterrorizado por lo que se llamó "milagro económico". Brasil fue descrito como "el tesoro latinoamericano de la comunidad de negocios" por Business Latin American, el principal diario comercial de América Latina. En 1989, Haines describió el resultado como "verdadera historia de un éxito estadounidense". Las "políticas brasileñas de los EE.UU. tenían gran logro", causando el "impresionante desarrollo económico, basado sólidamente en el capitalismo". Es un buen testimonio en favor de nuestras metas y valores, un indicador bien bueno de lo que puede suceder bajo condiciones casi óptimas, sin factores que interfieran, como la Guerra fría, para obscurecer nuestros valores más altos. No habían rusos en vista, por supuesto.
El éxito es contundente en absoluto: los inversionistas de los EE.UU. y una élite minúscula beneficiaron enormemente del milagro económico en el sentido técnico de la palabra, semejante a la de México en los últimos años. Es un milagro económico reciente hasta diciembre de 1994.
El número de billonarios en México era de 1 en 1987 y subió a 24 en 1994, sobre todo buenos amigos del presidente que benefició de lo que se llama la "privatización" - lo que significa dejar los recursos públicos a sus ricos amigos y su familia. De 1993 a 1994 los precios subieron a los cielos. El número de multimillonarios pasó de 13 a 24, subiendo en paralelo a la pobreza. Según el gobierno mexicano, la proporción de la población que vivía en pobreza extrema aumentó del 13% al 24% en los mismos años, de 1990 a 1994. Los salarios para la población se cayeron del 50% durante el milagro económico. Hambre creciente, miseria creciente, multimillonarios crecientes. Fue impactante, un verdadero milagro económico. Por supuesto, también los beneficios para los inversionistas occidentales subían a las estrellas. Esto fue hasta el 19 de diciembre, luego algo sucedió. Lo que ocurrió era perfectamente obvio por adelantado para todo el mundo, excepto al parecer para los economistas del Banco Mundial que eran o fingieron haber sido sorprendidos.
Volviendo a Brasil, durante su período de milagro económico en 1970, al tiempo en que Haines escribió, los números eran realmente buenos. El índice de crecimiento estaba cerca de dos veces más alto de lo del muy alabado Chile bajo Pinochet y sus sucesores. Brasil, que ahora es el benjamín más grande, sufrió un derrumbe, como México, y automáticamente cambió de puesto: de triunfo del capitalismo a ilustración de los males del nacionalismo, si no del marxismo. Es un cambio de visión que ocurre de manera absolutamente obligada en la cultura intelectual, conformándose pues con las circunstancias.
Mientras tanto, en la cumbre del milagro, la mayoría abrumadora de la población, quizá el 80% o así pues, vivía en la miseria más completa, entre las condiciones peores en el mundo. No hay duda de que habrá mirado a Europa Oriental en los mismos años como en un paraíso absoluto. Es un hecho que también enseña algunas lecciones obvias, que no se han evidenciado lo suficiente, porque son lecciones incorrectas. La asistencia y ayuda de los EE.UU. durante el período de peor terror y torturas también nos enseñan unas lecciones: en el mismo tiempo en que los otros estados soberanos bajaban su potencia, cinco regímenes asesinos neo-nazistas estaban establecidos a lo largo del hemisferio, siempre con la enorme ayuda de los EE.UU. Los rusos también estaban implicados, volviéndose en los socios más importantes que negociaban con la Argentina neo-nazista de los generales y en unión absolutamente feliz con los peores asesinos y torturadores, siendo los nuevos encargados en el proceso de llevar democracia y libertad a la región.
Esta "historia del éxito" para los inversionistas extranjeros y una pequeña élite, una fracción de la población en su conjunto, refleja los valores principales de tutores y diseñadores. Exactamente como en los días de Adán Smith, no importa como "penoso" sea el impacto en las clases sociales más bajas. Las implicaciones para el futuro son bastante obvias, sobre todo cuando descubrimos que no hay nada inusual en este respecto, pues es absolutamente rutinario y virtualmente sin excepciones (totalmente sin excepciones, quizá). Es la manera en que metas y valores dirigen la política mundial y en el país también, hecho algo importante. Volveré a esto.
Estos valores fundamentales están reconocidos de manera absolutamente clara desde hace aproximadamente 350 años por la muy animada e independiente clase obrera de las ciudades industriales de los Estados Unidos (un par de millas de donde vivo yo), centro de la revolución industrial estadounidense, que incidentemente sucede sea alcanzada, como siempre, por la radical violación de la ley del mercado, haciendo pagar el precio a la gente pobre. Muchachas de fábrica y mecánicos (así fueron llamados) de Lowell Lawrence, deploraban en su prensa lo que llamaron el Espíritu de la época, o sea el aumento de ganancia en el nombre de su propio interés, doctrina que miraban degradada y depravada, condenaron con fuerza y se opusieron, como han hecho a lo largo de casi dos siglos de esfuerzo intensivo para hacer prevalecer el Nuevo espíritu de la época.
Estos esfuerzos de instituir el Nuevo espíritu de la época, alcanzaron niveles extraordinarios en las dos décadas pasadas. Esta es probable sea la característica más importante de la época moderna. Volveré a esto.
"Las masas", como las llaman comúnmente en la prensa comercial y en documentos internos del gobierno, siguen poniendo problemas, al exterior y en el país. Al exterior plantean el problema que fue reconocido por Winston Churchill en 1914, cuando recordó a sus colegas del gobierno que "tenemos todo el territorio que deseamos, pero nuestra demanda que nos dejen en el disfrute tranquilo de estas posesiones extensas y espléndidas, adquirido principalmente por la violencia, mantenido en gran parte por la fuerza, se parece a menudo menos razonable a los otros que a nosotros", por cierta razón. Esto requiere dosis regulares de terror como en Brasil durante los años de Kennedy y Johnson - fue la temporada alta del liberalismo estadounidense - u hoy, otra vez revelando la irrelevancia substancial de la Guerra fría. Como mejor ejemplo, en vez de mi propio, dejamos que la administración Clinton escoja el suyo.
Su ejemplo es Haití. Ahora lo ponen como el ejemplo típico de las "oportunidades inmensas del nuevo mundo que se abren antes de nosotros, como consolidamos la victoria de democracia y mercados". Estoy citando Anthony Lake, consejero de la Seguridad nacional, intelectual típico de la administración, que habla al Consejo de relaciones exteriores, después de que las tropas estadounidenses aterrizaron en la democracia restablecida.
Les ahorraré a ustedes la vergonzosa historia, que incluye un ejemplo de lo que es conocido a nivel técnico como "Idealismo wilsoniano" - Wilson mató, en la invasión de Haití, a miles de gente, reestableció la esclavitud, estableció la Guardia nacional para controlar a la gente, mientras que transformaba al país en una plantación estadounidense, y más tarde en paltaforma para la exportación de productos ensamblados de fábricas en donde los trabajadores, sobre todo mujeres, intentaban sobrevivir con 5 ó 10 centavos por hora, trabajando 12 horas cada día bajo imposibles y desgraciadas condiciones. Esto también es lo que se llama milagro económico. Durante los 80, cuando todo esto continuaba, USAID describió Haití como la futura "Taiwán del Caribe".
Mientras tanto, el valor real de los salarios se caía en un 50%. Lo que quedó fue destruido por las clásicas políticas de desarrollo, como las llaman.
Todo iba bien hasta 1990, cuando Washington cometió un error táctico. Permitieron una elección libre. La razón era que estaban bien seguros, al igual que cada quien, de que su propio candidato, con recursos enormes etcétera - era Mark Bazin, funcionario del Banco Mundial - iba a ganar fácilmente y continuaría con el milagro económico. El problema es que nadie prestaba atención a lo que estaba ocurriendo en las colinas donde viven los campesinos y en los tugurios de Port-au-Prince etcétera.
Lo que estaba ocurriendo era algo bastante notable. Los campesinos en las colinas y los habitantes de los tugurios habían creado a una sociedad civil muy vigorosa y animada, con movimientos populares y uniones, y toda clase de otras cosas, y era bastante fuerte para llevar en el poder a su propio candidato, con una mayoría abrumadora, así dando una sacudida eléctrica a todo el mundo. La línea estándar en la actualidad es que tenemos que volver en Haití y enseñarles la democracia a los haitianos, porque esta gente atrasada no la entiende. Dejando a un lado la muy explícita cultura de comisário del pueblo, cualquier persona se pondría en reír frente a semejantes declaraciones. Podríamos ir nosotros en Haití, subir hasta las colinas y aprender algo en democracia.
De inmediato los EE.UU. trataron de minar el gobierno elegido de Aristide de cada manera posible, para corregir su propio error. Siete meses más tarde fue derrocado por un golpe militar. Esto condujo a tres años de terror brutal. La Organización de Estados Americanos pidió un embargo. Washington inmediatamente lo minó, eximiendo las empresas de los EE.UU., diciendo que hacían esto para la ventaja de la gente en Haití. La única manera de beneficiar a la gente de Haití es eximir del embargo las empresas de los EE.UU. En el New York Times apareció un artículo en donde se describió como se estaba "poniendo en vigor" el embargo, debido a nuestro interés para los derechos humanos. De tal manera, eximieron a las empresas de los EE.UU. El comercio en el primer año del régimen militar no estaba muy por debajo de la norma. Aumentó del 50% bajo Clinton, cuando él asumió el control. Ambas administraciones, de Bush y Clinton, informaron a la Texaco Oil Corporation que el gobierno de los EE.UU. permitiría sus envíos ilegales de petróleo. Les informaron que eran ilegales, pero ellos mismos dijeron que podrían hacerlo con impunidad, porque nadie haría nada. El petróleo es, por supuesto, el factor principal en un bloqueo. Pero comenzó a fluir feliz para la junta y los partidarios ricos del golpe.
Ustedes podían ver, pero no era sabido que fue autorizado por las administraciones de Bush y Clinton hasta el domingo, el día antes de que las tropas aterrizaran. Ocurrió una fuga de noticias del Departamento de justicia con respecto a una pregunta que concernía la autorización. No era ningún secreto. Yo vigilaba en aquel día los cables de la AP, porque era obvio que algo iba a suceder en Haití. Era cuando Jimmy Carter estaba allí, entrevistándose con el general Cedras y su "esposa atractiva y delgada" - no sé si ustedes han tenido la oportunidad de leer toda esta basura. Pero mientras que continuaba esto, el Departamento de justicia se dejó escapar la historia. Estaba transmitida por los cables de la AP. Era la historia principal del día. Era imposible dejársela escapar. Seguían repetiendo una gran historia: nunca hubo embargo, nunca hubo cualesquiera de sanciones. Ambas administraciones habían dicho a las compañías petroleras: "Ustedes siguan con el envío ilegal de petróleo, y nosotros no vamos a hacer nada en esto".
Escribí un artículo sobre Haití el día siguiente, pero tardó en salir hasta seis semanas o después, o algo así. Escribí en el tiempo pasado, como si todo el mundo supiera todo de esto, porque era obviamente la gran historia de la semana. Me equivoqué. Fue suprimida totalmente. El lunes, día de la invasión, no había nada. Seguí interesándome, así hice una búsqueda en los bancos de datos. El martes, segundo día, la computadora encontró un periódico, el Pratt's Oilgram, un diario profesional de la industria petrolera, que la señaló. El miércoles, día siguiente, habían unas diez líneas en alguna parte en el Wall Street Journal totalmente obscuras y sin sentido, y luego la noticia comenzó apareciendo en pequeños periódicos, como el Dayton Ohio y otros como este donde los editores no son tan sofisticados y no entienden absolutamente lo que tiene que ser suprimido.
Tienen todavía que hacerlo, después de unos meses, el New York Times y el Washington Post. Ahora, esta era obviamente la historia más impactante de la semana, cuando las tropas aterrizaron. La historia más grande de la semana, título grande, cualquier diario libre debía haber tenido un artículo de la historia: nunca hubo embargo, nunca hubieron sanciones, nuestras tropas aterrizaron por cierta otra razón. Esperaremos largo rato para que esto ocurriera.
Para aquel entonces las organizaciones populares ya habían sido bien diezmada. La amenaza democrática estaba bien quitada. Las fuerzas de los EE.UU. aterrizaron con gran charanga. Los asesinos y torturadores fueron exiliados, para irse a vivir en el lujo, cortesía del contribuyente estadounidense - conjeturo que sus "esposas delgadas y atractivas" estén muy bien. Pero Jimmy Carter no parece que consiguió su premio Nobel - y probablemente está bastante trastornado por esto.
Había una gran auto-adulación, sobre todo con respecto de como traíamos de nuevo democracia y libertad en Haití. Sin embargo, había mucho menos atención - por lo que puedo determinar hubo una atención cero - en el único hecho importante, a saber que los Estados Unidos habían provisto el presidente Aristide de un plan económico muy específico, que es público, y ustedes pueden leerlo si logran encontrarlo. El plan económico - aquí está el paso crucial - dice: "El estado restablecido debe centrarse en una estrategia económica fijada en la energía e iniciativa de la sociedad civil, especialmente del sector privado, nacional y extranjero". Significa que la base de la sociedad civil haitiana son los inversionistas de los EE.UU. y los partidarios súper-ricos del golpe. Esta es la sociedad civil haitiana. Ellos sólos tienen que conseguir las ventajas de cualquier ayuda exterior, no los campesinos en las colinas y la gente que vive en tugurios desgraciados, que incurrieron en la equivocación de intentar entrar en la arena pública.
Haití sigue las huellas de los principios de Washington y su candidato, Mark Bazin, y está en marcha para transformarse en un milagro económico, otra vez en el sentido clásico.
Todo esto que os expliqué, se ha suprimido con disciplina bien impresionante, por lo menos en lo de que estoy enterado, en favor de una distinta historia, la que contó Anthony Lake, que ya cité antes, y salió de manera uniforme en la prensa y cultura intelectual. Esto tiene sentido sólo fijándose en ciertas asunciones. Tiene sentido en la asunción que quizás fue expresada lo más lucidamente por una de mis fuentes favoritas de citaciones. Pienso que él está allí para mi ventaja; es el individuo que está en la silla de profesor de ciencia del gobierno en la Universidad de Harvard, Samuel Huntington. Él recientemente escribió que los Estados Unidos deben mantener su "dominación internacional" para el bien del mundo, porque son el sólo país en la historia cuya "identidad nacional es definida por un conjunto de valores económicos y políticos universales: libertad, democracia, mercado e igualdad". Ahora nótense que esta es una definición, así como la ciencia del gobierno enseña. Puesto que es verdad por definición, no hay necesidad de mirar en hechos molestos. Ustedes no hacen experimentos para encontrar si dos más dos son iguales a cuatro, todo el mundo entiende esto. Ustedes no tienen que mirar los hechos de la historia del pasado y el presente, no tienen que mirar lo que sucedió en Haití. Y puesto que los EE.UU. por definición están para la igualdad, ustedes no tienen que mirar en el hecho de que, como él escribió, EE.UU. alcanzaron en gran medida altos niveles de desigualdad con respecto a cualquier sociedad industrial, los más altos desde 1929, poco antes de la caída de la Bolsa, cuando el nivel de desigualdad fue inflado de manera artificial por la acción de un mercado que pronto se rompió. Es el nivel más alto en el siglo, en gran medida el más alto en el mundo. El 1% de la población tiene el 40% de la riqueza, dos veces más que Inglaterra. Todo esto aumentó en los Ochenta. Miren, por ejemplo, a Nueva York, la ciudad más rica en el mundo. La desigualdad es más alta que en Guatemala, y se va para arriba. Pero esto no importa, porque, por definición, estamos luchando por la igualdad como por el resto de cosas buenas, así que ustedes no tienen que mirar en estos hechos.
Mientras tanto hay beneficios altísimos, crecimiento doble para Fortune 500, a lo largo de los cuatro años pasados. La mitad de la población sufrió una declinación absoluta en abundancia, justo en los 80, época en que los salarios reales se han declinado constantemente desde el año 80, continuando también en el período de recuperación de Clinton.
Hay consecuencias, como la de Oklahoma City. Volveré a este tema. Miren ustedes otro ejemplo llamativo en "nuestra pequeña región aquí arriba" como el secretario de la guerra, Henry Stimpson, describió el hemisferio occidental en 1945 mientras que explicaba como todos los sistemas regionales debían ser desmontados aparte del nuestro, que por lo contrario debía ser extendido. La mitad de la ayuda militar de los EE.UU. para el hemisferio se va ahora a Colombia, aumentando bajo Clinton; el programa de entrenamiento para los oficiales colombianos es el más amplio del hemisferio. Colombia se toma regularmente como ejemplo para sus "estructuras democráticas" que, "a pesar de defectos inevitables, están entre las más sólidas en el continente", y modelo de "estabilidad política bien establecida" (John Martz en Historia actual), un estribillo constante en la prensa. Entre los "defectos inevitables" está el asesinato de más de 2.000 activistas del Partido Independiente por parte de las fuerzas de seguridad y sus asociados paramilitares desde su fundación a mediados de los 80, incluyendo a candidatos presidenciales, alcaldes y otros. Pero esta es solamente una nota al pie de la página al récord más horrendo de violaciones de los derechos humanos en el hemisferio, documentado suficientemente por los monitores independientes, la Iglesia, y otras fuentes, e ignorado en los medios. El pasado presidente de Colombia, César Gaviria, era un favorito especial de los EE.UU., puesto en la silla de secretario general de la OEA [Organización de los Estados Americanos] en un lugar de poder que despertó mucho resentimiento. "Él mucho trabajó para contribuir en la construcción de instituciones democráticas en un país donde a veces estaba peligroso hacer esto", explicó el representante de los EE.UU. en la OEA - no investigando en las razones de "los peligros": por ejemplo, el hecho de que Gaviria presidió una escalada significativa de terror.
El terror continúa ahora, como se puede ver; pues tenemos que estar satisfechos. El obispo y sacerdotes de la diócesis de Apartado, en la región de Noroeste, acaban de publicar un "Comunicado oficial a la opinión pública" sobre "el momento de terror" en que está viviendo la gente, "causado por homicidios y desapariciones". "Los grupos paramilitares han diezmado sin piedad ciudades enteras" cargan, y "en época reciente han enfocado deliberadamente sus esfuerzos destructivos sobre los establecimientos de las áreas de crecimiento del plátano", mientras que las autoridades, "haciendo frente a la tragedia de la gente", "siguen siendo indiferentes sin oponerse al avance de este plan mácabro de muerte y destrucción". Sus ataques están apoyados por el comandante de Apartado, quien declaró que los grupos paramilitares "se dejaron envolver en una escalada de asesinatos y mutilaciones horribles", mientras que los miles de militares y policías guardan silencio. Al igual que en otras partes del mundo, y en específico en los paises que proporcionan armas y entrenamiento. El Comunicado oficial a la opinión pública alcanzó a algunas personas en los grupos de solidaridad, pero, como siempre, no encontró su propia difusión, por razones bien conocidas. Es la historia incorrecta: la responsabilidad se encuentra en manos incorrectas, y las atrocidades podrían ser paradas fácilmente si la opinión pública fuera alertada. Si los esfuerzos de dar a conocer el uso de la mitad de la ayuda militar de los EE.UU. no pueden ser totalmente ignorados, bien pueden ser despedidos con bostezos y enojados comentarios sobre las "viejas historias" y los "ataques de rutina a los Estados Unidos".
Los trucos son múltiples y cada intelectual bien enseñado lo sabe.
El aumento actual de atrocidades militares y paramilitares, y su foco, se parece ser parte de los esfuerzos para adueñarse de la tierra, relacionados con un proyecto de billones de dólares para el desarrollo programado de esta región. Los paramilitares se conectan muy de cerca con terratenientes, rancheros, y uno de quién se ha seleccionado recientemente como comandante supremo de las unidades paramilitares de la región de Magdalena Medio, sabida desde tiempo como área de colaboración estrecha entre militares, señores de la droga, terratenientes, y fuerzas paramilitares. Los agentes de este "plan macabro de muerte y destrucción" son los de siempre, así como los objetivos: organizaciones populares y cívicas y sus líderes, campesinos, gente indígena y población negra. Cualquier persona que sigue los planes de alianza del gobierno, droga a los mercados y "legítima" los poderes económicos. Todo esto continúa siguiendo un modelo establecido, incluyendo a la supresión de los hechos.
La ayuda de los EE.UU. se ha correlacionada de largo con torturas y otras atrocidades, otros caprichos de los cuales podemos aprender algo sobre el asunto de esta noche, si queremos. En el caso de Colombia, nadie finge que se trata de Guerra fría. El pretexto es la guerra en contra de la droga, que es un fraude total. Los militares están en la misma cama con narcotraficantes, cárteles y propietarios. Casi toda la ayuda militar va a los militares que no están implicados formalmente en la supuesta guerra en contra de la droga - nada tienen que hacer con ella.
La ayuda militar se va a las fuerzas militares e indirectamente a las paramilitares que están implicadas en la contra-insurrección: masacres de campesinos, figuras políticas independientes, líderes de sindicatos, activistas religiosos, de los derechos humanos, siempre la misma historia. Es un modelo clásico, al igual que la imposibilidad de considerar lo que implica sobre los derechos humanos y la nueva apertura del mundo antes de nuestra intervención. Es ahora la mitad de la ayuda militar de los EE.UU. para el hemisferio.
Otro pretexto estándar ha sido por años que este récord constante se puede atribuir a la Guerra fría, así que realmente no refleja valores y metas verdaderas. Es fácilmente comprobable, como en el ejemplo de Haití, desde Woodrow Wilson hasta hoy, o Colombia, o Brasil, y así seguido. Las demandas se derrumban totalmente en la examinación, menos que en un sentido. Los objetivos del ataque de los EE.UU. a veces están en contra de los rusos para lograr una ayuda, igual que los afganos que resistían la invasión rusa pidiendo a los estadounidenses la ayuda, por las mismas razones. En ambos casos la ayuda fue dada, a veces, por razones igualmente cínicas. Pero aparte de esto, no está implicado ni un elemento de Guerra fría.
Sin embargo, aunque los rusos no estaban implicados y tampoco la Guerra fría, estaban los comunistas. Esto está correcto, pero tenemos que entender lo que significa este término. El término ya se ha explicado en varias ocasiones, sobre todo en documentos nacionales. Es una sociedad muy libre, así que tenemos muchos documentos y podemos saber, si queremos. Así pues, por ejemplo, volviendo atrás en el tiempo, hacia el final de los 50, hubo una conversación entre el presidente Eisenhower y John Foster Dulles sobre este asunto.
Eisenhower había observado de manera bien pesarosa que los comunistas indígenas pueden "suplicar directamente a las masas". Es algo que "no tenemos ninguna capacidad de duplicar", agregó Dulles. Él también explicó la fuente de esta ventaja tan injusta: "Es a la gente pobre que ellos se dirigen, y esta siempre tiene deseo de pillar a los ricos". Es el mismo problema que fue observado por Winston Churchill y varios otros. Lo difícil es apelarse a las masas en base de nuestras metas y valores, o sea que los ricos deben pillar a los pobres. No vende de ninguna manera. Es un problema de relaciones públicas, con el cual nadie ha encontrado la solución. Y sube constantemente.
Eisenhower y Dulles, en aquella época, tenían mucho interés en Indonesia, donde no había rusos, como Eisenhower con vehemencia insistió en actos públicos nacionales. Pero habían comunistas. Estaba incluso un partido político, el PKI, que "había ganado mucho consentimiento no como partido revolucionario, sino como organización que defendía los intereses de los pobres dentro del sistema existente". Estoy citando el erudito indonesio- australiano Harold Crouch, quién es un conservador. Nadie puede acusar a este señor de no ser lo suficientemente conservador. Se difundieron de reciente unos documentos informativos del gobierno de los EE.UU. sobre esto.
La embajada de los EE.UU. señaló en aquella época que el PKI no se podía combatir por ordinarios medios democráticos, o sea en elecciones, así que fue necesario proceder a la "eliminación gradual" de los comunistas gracias a policía y militares. Todos juntos, los jefes del estado mayor impulsaron medidas ocultas, como forzadamente necesarias, para suprimir los elementos favorables a los comunistas en el gobierno parlamentario. Eisenhower inició en ese entonces un esfuerzo importante para derrocar el gobierno por la fuerza, o por lo menos sacar las islas externas donde estaban los grandes yacimientos de petróleo. La escala de este plan se ha descubierto sólo en tiempos recientes y todavía se está ocultando en los documentos, algo que es un poco inusual.
El Departamento de Estado publica documentos informativos cada año a partir de hace 30 ó 40 años. Pasó este período, pero no tienen ni una alusión en este respecto. Ha salido de otras fuentes internas. Esto es parte del ataque general en contra de la democracia en los 10 ó 15 años pasados. Han voluntariamente parado la salida de documentos. La situación se volvió tan mala que los historiadores del Departamento de Estado, un grupo muy conservador, salieron en protesta bajo la administración Reagan y acaban de escribir una letra enojada denunciando la administración Clinton para su rechazo de difundir documentos a partir de este período y el primer período de Kennedy, que es el que se supone tiene que salir a la luz. En el futuro quizá sabremos menos que hoy.
Este golpe de estado militar, movido desde atrás por los EE.UU., no funcionó y entonces comenzaron a enviar ayuda para el ejército existente. Desmontaron el sistema político, el parlamentario, con una operación que se consideró una gran victoria. No tuvieron que preocuparse más de las elecciones que iban a perder a razón de este partido de los pobres, los comunistas. Esto engendró un conflicto entre ejército de los EE.UU. y PKI. Este conflicto finalmente fue resuelto en 1965, cuando ocurrió un golpe militar, apoyado por Washington. Esto condujo a la matanza de miles de personas, quizá medio millón, sobre todo campesinos sin tierra, en cuatro meses y borró por completo el partido comunista. Con mucho placer, el New York Times lo describió como "escalonamiento de una matanza total". Debo decir, que compartieron la extraordinaria euforia que vivió el Oeste entero, mientras que la gente exultaba para una masacre que la Cia comparó en aquel entonces a las hazañas de Stalin e Hitler. Esto tiene que ser leído para ser creído. Si ustedes desean aprender algo sobre la civilización occidental, tienen que mirar esto. Todavía en tiempos recientes, el London Economist describió al individuo quien presidió a la matanza y 20 años de terror como "un hombre con el corazón benigno" - pensando probablemente en su actitud con respecto a los inversionistas extranjeros, que era benigna. Como digo, esto les dice mucho sobre la civilización occidental, nuestra cultura de élite, metas y valores, si desean aprender. He examinado los documentos estadounidenses en un libro reciente, apenas se está imprimiendo, y es increíble, o quizá no. De todas formas, el ejemplo es típico y nos da una ilustración algo llamativa de metas y objetivos y también la importancia real de la Guerra fría - que era cero en este caso - y el significado del término "comunista" y la actitud hacia la democracia. Recuerden que también el golpe brasileño que derrocó el régimen parlamentario ocurrió en el mismo tiempo.
El problema básico, que es persistente, se encuentra en la base de fundación de la República Estadounidense. Tengo que recordar que los Estados Unidos han sido y siguen siendo en muchos aspectos no secundarios la sociedad más libre y democrática del mundo. Si ustedes van de nuevo a las discusiones sobre la Constitución federal, en 1787, James Madison, el principal constructor de la Constitución, observava que en Inglaterra "si las elecciones estuvieran abiertas a toda clase de gente, la propiedad de los terratenientes sería insegura. Una ley agraria pronto ocurriría" y para evitar tal injusticia él dijo: "Nuestro gobierno tiene que asegurar los intereses permanentes del país en contra de la innovación", estableciendo varios dispositivos, suficientes para "protejer a la minoría opulenta en contra de la mayoría". Es el primer principio del gobierno; él puso al orden del día el hecho de "proteger a la minoría opulenta en contra de la mayoría", para evitar que estos comunistas "pillen a los ricos". Nadie se podía llamar comunista en esos días, pero la cosa era igual. Este ha sido el principio basilar en el país y en el extranjero: "proteger a la minoría opulenta en contra de la mayoría". Inspiró los esfuerzos para poner en auge el "Nuevo espíritu de la época" hace siglo y medio y, muy dramáticamente, desde aquel entonces hasta hoy en día. Los métodos se diferencian de un lugar a otro y de una época a otra, pues las contingencias cambian. Son diferentes donde hay muy pocos impedimientos, así que metas operativas y valores se revelan con claridad determinada en lugares como Brasil, Guatemala, Indonesia, Haití, Colombia etcétera a través de un crecimiento de atrocidades absolutamente impresionante, extendiéndose de la tortura y la exterminación, al hambre generalizado y enfermedades totales. En el interior del país los métodos han necesariamente sido algo diferentes. Hay un montón de violencia, la historia del trabajo en los EE.UU. no tiene ningún paralelo en el mundo industrializado. Esto evocó el asombro constante, incluso en la prensa británica, en la primera mitad de este siglo. En los 30, los trabajadores estadounidenses finalmente ganaron los derechos de trabajo estándares que habían sido alcanzados en otras partes en las décadas anteriores. Esto causó horror completo en la comunidad de negocios. Había asumido, como ahora, que este cáncer había sido suprimido por el "Susto rojo" de Woodrow Wilson, otro ejercicio del Idealismo wilsoniano, y otros métodos que se parecían haber suprimido totalmente el movimiento de los trabajadores y puesto el país bajo el control de los negocios. En aquel entonces, en los 30, los trabajadores se escaparon del control y ganaron los derechos de trabajo.
El mundo de los negocios lanzó inmediatamente una campaña para minar lo que llamaron "la subida potencia política de las masas", que es "la trampa mayor que se opone a los industriales". El período de la posguerra ha sido marcado por una campaña enorme de propaganda para minar a los sindicatos, contener y volver atrás a los derechos de los trabajadores y todo el conjunto de derechos humanos que habían sido ganados en un siglo de luchas a menudo amargas. La escala de este fenómeno es realmente notable, y ha sido comprendida sólo en tiempos recientes y es importante discutir esto - espero que tengamos tiempo para hacerlo - y es absolutamente interesante. Todo esto ahora se está acelerando dramáticamente.
La meta básica de la política, desde James Madison hasta hoy, es minar los aspectos más democráticos del gobierno. En la actualidad significa aumentar la potencia del ejecutivo, Cortes, aparato de seguridad y el entero sistema que concentra los fondos públicos al sector industrial avanzado, en primer lugar al Pentágono, y también para transferir el poder de decisión lo más lejos posible del gobierno, en manos de tiranos privados, que son no-responsables, no-regulados, totalitarios en su estructura interna, en escala internacional. Fueron dados los derechos que existían en el comienzo del siglo. No está grabado en la piedra. Estas son formas recientes de totalitarismo, y están bien libres de la amenaza de la participación popular que es un persistente peligro en los sistemas parlamentarios.
Después de cuatro años de doble crecimiento, reducción de salarios y ventajas, Fortune 500 ahora controla casi dos tercios del Producto interno bruto. En el mes de mayo el informe anual de Fortune 500 fue absolutamente feliz con respecto a estos resultados estupendos. Ahora controlan cerca de dos tercios del Producto interno bruto, que es más que el de Alemania y Reino Unido. También controlan una parte enorme de la economía mundial; es un grado de concentración de potencia en manos de instituciones totalitarias que no pienso tengan ninguna contraparte. Están ejecutando un sistema del "mercantilismo corporativo", como lo llaman algunos economistas, conectado al poder estatal. No es igual a una caricatura del libre mercado, y es cada vez más inmune a la amenaza democrática. Está por lo tanto en buena posición para realizar las políticas que ahora se llaman "amor inflexible". "Amor inflexible" es el término para cortar los sistemas de ayuda y cualquier ayuda para los pobres, en base de un principio que regresa a David Ricardo, quien explicó que usted daña solamente a los pobres ayudándoles. La verdadera manera de ayudarles es con "amor inflexible", quitándoles todo. Existe un argumento que los de ustedes que están estudiando economía saben como utilizar. "Amor inflexible", en la actualidad, no es un término muy negativo, si ustedes lo entienden correctamente. Significa amor para el rico e inflexible para todos los otros. Es exactamente la realidad.
En los últimos 20 años han habido grandes cambios en el orden del mundo. El gran cambio comenzó hace aproximadamente 25 años, para muchas buenas razones. Ha habido un asalto cada vez mayor en contra de las instituciones democráticas, de los derechos humanos. Se extendió considerablemente, pues las condiciones han permitido que la política social sea diseñada para eliminar los sistemas de ayuda para familias y niños. Así pues, por ejemplo, en los Estados Unidos el sistema principal del bienestar para madres y niños, que se remonta al New Deal, es "Ayuda para las familias con niños a su cargo". Este sistema se ha cortado más del 50% desde 1975. Hablar sobre la dependencia del bienestar es un absurdo total. Los sistemas de ayuda han sido cortados y el efecto ha sido la desintegración de la familia etcétera, como quienquiera podría esperar. De manera más o menos igual ocurre en Inglaterra. Los sistemas de ayuda se han cortado y, mientras tanto, salarios y ventajas se caen por debajo. La alianza corporativa del estado fue minada en su fundamentos y se han destruido virtualmente los sindicatos.
También está aumentando la transferencia de fondos públicos a los ricos a través de métodos familiares. Hay dos: uno es la reducción de medidas fiscales, por ejemplo de impuestos sobre las ganancias del capital. El plan actual es cortar los impuestos sobre las ganancias del capital hasta el cero, y ustedes tienen que considerar que para el 1% de la población que está arriba, el 50% de la renta son ganancias del capital, de modo que es radical. Esto quiere decir que para el 1% de arriba, la mitad de su renta no se toca. Es sólo un ejemplo, hay cientos más.
Otro medio, aparte la reducción de las medidas fiscales, es el subsidio financiero abierto. El hecho principal es que nunca se hable de esto, por completo.
El subsidio principal es lo del sistema del Pentágono. Fue diseñado en los últimos años 40 para ser una manera de transferir fondos públicos a los ricos, a la industria avanzada.
Si ustedes desean entender como funciona, tienen que mirar en los acontecimientos, dice Newt Gingrich, el vocero de la Casa Blanca, que se describe como el vocero principal de los valores de los emprendedores individuales, hombre de negocios independiente, que odia el estado asistencial etcétera.
Newt Gingrich representa Cobb County, Georgia, un condado muy rico en las afueras de Atlanta, que él mismo describe como el "mundo Norma Rockwell de aviones de reacción y óptica de fibra", y esto es cierto. También sucede que consigue más subsidios federales que cualquier otro condado suburbano en el país, a excepción de Arlington, Virginia, que es parte de Washington, donde está el Pentágono etcétera, y Brevard County, Florida, donde está el Centro espacial Kennedy, otro de estos trucos para conseguir que la gente pobre financie a la rica, a través de las extravaganzas del hombre en la luna y otras cosas como esta. Cobb County es la jefatura de la corporación Lockheed Martin. Antes era de la Lockheed Corporation, pero la administración Clinton pensó que sería una buena idea combinar las dos. Y para pagarlos de la indignidad de la unión entre las dos, el contribuyente les dio más de mil millones de dólares, más otros US$ 33 millones para los ejecutivos, incluyendo 8 millones al director el año pasado. Lockheed Martin ahora está consiguiendo un programa de US$ 77 mil millones para construir los F22. Necesitamos los F22, los nuevos aviones avanzados de combate. Ellos mismos explican por qué. Explican que es un "mundo peligroso" con mucha gente allá fuera que tiene armas avanzadas, como aviones avanzados y por lo tanto nosotros necesitamos un avión más avanzado aún para defendernos. Una pregunta pequeña, ¿de dónde están consiguiendo los aviones avanzados? De Lockheed, resulta. Lockheed misma dice esto, no lo oculta. Advierten al público que Lockheed está vendiendo los F16, los actuales aviones avanzados, a toda clase de dictadores del Tercer Mundo y otra gente no fiable. "Si un amigo o aliado se rebela en contra de nosotros" y nos amenaza con las armas sofisticadas que le estamos enviando, ¿qué podemos hacer? Para defendernos de esta amenaza, el contribuyente tiene que sacar de su bolsillo otros US$ 77 mil millones para desarrollar los F22 para defendernos en este mundo peligroso. En pequeña impresión se precisa que es "tecnología de doble uso", o sea que las ganancias entran inmediatamente a las corporaciones.
Este señor es Newt Gingrich, que apoya abiertamente el espíritu emprendedor individual. Exactamente porqué Cobb County es muy rica. Aquí es de donde viene su dinero, porque Atlanta es rica. Aviones de reacción y óptica de fibra en este mundo de Norma Rockwell están pagados por el sector público.
Para ver como exactamente marchan las cosas, ustedes tienen que mirar las discusiones del Congreso. Pueden recordar que hubo una discusión parlamentaria sobre el corte de casi US$ 7 mil millones para la ayuda para los almuerzos de los niños pobres en las escuelas. Fue cortada. Justo mientras seguía esta discusión hubo una enmienda propuesta por el demócrata David Obey para restablecer los US$ 7 mil millones retrasando la producción de los F22 por cinco años. No pararla, apenas retrasarla. El portavoz para el espíritu emprendedor individual se cercioró de que aquella enmienda no viniera a un voto; era tan ridículo.
Hechos de esta clase les dicen muy claramente lo que está ocurriendo. El sistema del Pentágono fue establecido por esta razón, en buena medida. Incidentemente, por años hemos necesitados tener el Pentágono porque tuvimos que defendernos de los rusos.
Es duro ahora vender semejante cosa; en el marzo de 1990, justo después de la caída del Muro de Berlín, una nueva declaración respecto a la postura de la defensa fue explicada por la Casa Blanca. Era igual que las viejas. Todavía necesitamos de un Pentágono enorme, la industria militar se debe mantener etcétera, pero ahora se debe a "la sofisticación tecnológica cada vez mayor de los paises del Tercer Mundo" - por esto lo necesitamo. Y el Pentágono dice que por estar ciertos de que las tienen, nosotros mismos debemos ser el vendedor principal de las armas en el mundo, vendiéndoles los F16 avanzados.
Todo esto va pasando sin que nadie lo note, o por lo menos fingiendo no notarlo. La gente habla de defensa y mundo libre, y estas cosas conmovedoras. La Fundación Heritage, del ala derecha que de cierta manera expresa el pensamiento del ejército de Gingrich, declaró con claridad sus propuestas de presupuesto, que son cortar toda ayuda, pero aumentar el presupuesto militar. Sí, porque entra en los bolsillos de los conservadores de Cobb County, así que puedan quejarse del estado asistencial. Entiendan bien esto.
Todo esto tiene efectos bien complicados en el público, especialmente debido a la carencia de cualquier discusión coherente sobre este tema. No son bobadas, no son cuestiones sutiles, son los hechos más importantes en la era moderna, pero casi nadie sabe nada. Los efectos son absolutamente complejos. Notablemente (y esto sí me sorprende), las actitudes y opiniones democráticas que la gente tenía en el final de la Segunda guerra mundial, como la mayoría del mundo, siguen siendo bastante intactas. Si ustedes miran a las encuestas, la gente todavía sigue creyendo en lo que ellos hacen. Se habla de cómo todos desean un presupuesto equilibrado, así que tenemos forzadamente que balancearlo. Si ustedes miran los datos reales que están detrás de estas líneas, la cosa es un poco diferente.
Si ustedes preguntan a la gente: ¿Usted desea un presupuesto equilibrado?, la gente dice "¡Seguro!". Así diría yo también, "Seguro, ¿por qué no?, preferiría un presupuesto equilibrado". Si ustedes preguntan a la gente: "¿Usted le gustaría tener un presupuesto equilibrado si esto implica cortes en la educación?", el 22% contesta que sí; si implica un cortes en salud, el 25% dicen que sí; etcétera... En realidad, la gente se opone de forma aplastante a un presupuesto equilibrado, igual que la gran mayoría está en contra de cada elemento que se pasó al Congreso.
La gente desea más gasto para la educación, para la salud; más gente que en los 60 piensa que el gobierno tiene la responsabilidad de ayudar a los pobres. Pero no importa: el público nada significa. De tal manera, sucede que la opinión pública sigue siendo casi igual, pero por otra parte la gente está totalmente confusa. Lo que ustedes puede encontrar sobre el condado es algo bien divertido. Yo sospecho que ustedes tengan que ir de nuevo a Europa después de la muerte negra para encontrar algo similar. No estoy bromeando, se parece a una forma de disolución de la sociedad. Hay miedo y cólera, hostilidad y cinismo. El fanatismo religioso es probablemente el más alto en el mundo. Yo pienso que es más alto que en Irán. Hay una enorme proliferación de cultos, que se extienden sobre cualquier cosa que ustedes pueden imaginarse. Hay la Bestia 666 y el Illuminati y el Lucífer, la Reserva Federal y Comisión Trilátera, los Equipos secretos que asesinaron a JFK y que robaron el Estado, extra-terrestres y tropas de la ONU que están siendo traídas en helicópteros negros por el gobierno federal para ejecutar genocidios en contra de la gente. Esto es porqué la gente está entrando las colinas con los rifles. Creen en estas cosas. Si me río de ellos en una charla, me llegan cartas con fotos de los helicópteros negros que tomaron. Vieron llegar extra-terrestres. Hay cualquier cosa que ustedes pueden pensar. No existe nada de bastante loco que no tenga un gran culto.
Una característica llamativa de todo esto es lo que se llama el humor de la contra-política, que es real. Hay una encuesta de Gallup realizada cada año, en la cual preguntan a la gente quiénes ellos piensan está en la dirección del gobierno. Por años casi el 50% dijo "pocos grandes intereses que miran para sí mismos". Este año, 1994, el porcentaje llegó en el 82%, y la población (se cambió levemente la fraseología) dijo que el gobierno está organizado para las ventajas de pocos intereses especiales y no para la gente.
El 83% piensa que el sistema económico es "intrínsecamente injusto". La mayoría desea ambos partidos políticos disueltos. Este humor es tierra fértil para demagogos y elementos ferozmente contra-democráticos, como el ejército de Gingrich que asumió el control del Congreso, no sin dificultades. Tuvieron con dificultad el 52% de votos, un cambio leve respecto a dos años antes. Esto ocurre con menos que el 40% del electorado que participa. Los no-votantes, gente pobre en su mayoría, tienen la idea de votar para los demócratas. De los votantes reales, uno cada seis no expresó ningún interés en los temas declarados. Incluso después de cuatro o cinco meses de propaganda intensiva, ni el 40% de la población había oído hablar del Contrato de Gingrich con América. Es casi como el número de gente que dice está pasando la mayoría o todo su tiempo mirando al juicio en contra de O.J. Simpson. Muy poca gente, en la práctica nadie, lee Fortune o Businnes Week, donde podrían aprender algo sobre lo que llaman crecimiento "deslumbrante" de ganancias con el aumento de ventas estancadas, en lo que se llama "un mercado más flexible del trabajo", no trastornado por tal "rigidez" como contratos y ventajas, sindicatos y seguridad en el empleo. Es igual aquí. Acabo de leer adentro del London Times del otro día, que en este momento sólo la mitad de los trabajadores británicos tienen contratos. En los EE.UU. es peor.
Esto se supone sea bueno. Se supone que ustedes tengan mercados flexibles de trabajo. Cualquier economista puede explicarlo a ustedes. Es bueno para la salud de la economía si la gente no sabe cuándo se va a dormir en la noche, si va a tener trabajo el día siguiente. Ustedes pueden probarlo. Es un teorema. De modo que todo marcha muy bien. Puesto que nadie cree en el mercado libre, a excepción que para los otros, un montón de fondos públicos se está vertiendo en los bolsillos de la gente de Cobb County y otras como ella, de modo que puedan blasfemiar en contra del estado asistencial con gran placer.
La verdad es que el país es absolutamente inundado en capital, rico de manera estupenda. Este negocio sobre los tiempos "magros y malos" es propaganda pura, dirigida a la gente que está sufriendo la parte dura del "amor inflexible", que es quizá tres cuartos de la población, desde los 80.
En este contexto, Oklahoma City llega a ser absolutamente comprensible. Comprensible también es la manera considerable de ayuda para los grupos paramilitares, incluso después del atentado. Antes de seguir, debo decir que hay algo extraordinario de racista sobre la manera en que se describe este atentado, en los EE.UU. e Inglaterra y por todas partes, por lo que sé. Los títulos, después de Oklahoma City, eran "Tragedia grande", "Oklahoma City que se parece a Beirut", "Los Estados Unidos parecen Beirut". Realmente malo. Todos están hablando de cómo tenemos que bombardear el Oriente Medio etcétera. Verdad, Oklahoma City se parecía a Beirut. Por supuesto, Beirut ha parecido a Beirut por un tiempo absolutamente largo, algo que no golpeó a nadie, al parecer. En detalle, puesto que tenemos el gusto de los aniversarios, Beirut se parecía a Beirut exactamente 10 años antes del atentado de Oklahoma City, cuando estalló el coche-bomba más grande de la historia, justo afuera de una mezquita, midiendo el tiempo para matar al número máximo de gente, cuando salía de la mezquita. Mató a 50 personas, hirió a 260 o así pues, sobre todo mujeres y niños. Esta es la historia por completo. Es Oklahoma City. Sabemos quien hizo esto. Es bastante fácil bombardearlo, puesto que tenemos el gusto de bombardear a la gente. Fue hecho por la Cia, ayudada por la inteligencia británica. Ustedes no pueden bombardear al individuo que lo ejecutó, William Casey, porque sucedió que se ha muerto. Pero hay todavía un par de personas que ustedes pueden bombardear. Supongo que la fuerza aérea de los EE.UU. tiene la capacidad de bombardear a California, Texas y Washington, y quizá dejar un par de bombas para Londres también. Es interesante, la historia entera nunca fue mencionada. El hecho de que Oklahoma City se miraba exactamente como Beirut apenas 10 años antes cuando los EE.UU. hicieron estallar el coche-bomba más grande de la historia, una atrocidad virtualmente idéntica a la de Oklahoma City, que se censuró totalmente. No es un secreto. El atentado de 1985 fue señalado en el Washington Post. Fue traído específicamente a la atención de un montón de reporteros. Sé todo esto porque yo mismo lo hice. Pero la analogía es increíble. Ustedes no pueden pensar que así sea y la razón es bastante obvia. No hay posibilidad de comparación. Estos eran apenas árabes sucios. Es bein aceptable si Beirut se parece a Beirut y actuamos de tal manera que se parezca a Beirut, pero Oklahoma City no debe parecer a esto. Este es el asunto. Y esta actitud es tan profundamente inculcada que la gente no la ve. Esto les dice algo más sobre la civilización occidental y las perspectivas del futuro.
Volvemos pues a Oklahoma City. Del atentado resultó no ser culpable el Oriente Medio, así que la gente como A.M. Rosenfeld, en aquel entonces principal editor del New York Times y ahora un columnista regular, estaban muy decepcionados. No consiguieron la ocasión de bombardear a Libia o algo así divertido. Resultó ser una cosecha propia. Si se asume que ahora el FBI es correcto, fue lo que llaman el enojo de los varones blancos. Ahora esta gente, como Timothy McVeigh, son graduados de la Escuela secundaria, y representan el 75% de la mano de obra. Es gente cuya renta se ha declinado en un 20% desde 1950. Fueron alcanzadas sólo por los graduados en 1987, y desde entonces los salarios de los licenciados se han estado yendo por abajo. No todos los sueldos se fueron por abajo. Los de los CEOes aumentaron en un 60% durante este período. Es el más alto del mundo a excepción de Reino Unido, adonde los salarios de los CEOes subieron del 123% durante este período, mientras que los salarios se fueron por abajo. Aunque Inglaterra todavía no ha alcanzado los EE.UU. en la diferencia en los salarios entre CEOes y gente de trabajo. Ustedes tienen que trabajar un poco más duro si quieren alcanzarnos. Los Estados Unidos están en los más altos niveles del mundo, pero Inglaterra está intentando. Los salarios generales se fueron bajando en un 10% durante este período.
La gente como Timothy McVeigh, es un sector de población que tiene cierto cuadro de la manera en que se supone tiene que ser la vida. Yo supongo ir al trabajo, tengo un trabajo decente, traigo dinero a mi hogar, mi esposa se queda en el hogar y se preocupa de los niños, los niños me escuchan, yo soy un modelo, compramos un station wagon y salimos campeando, y materia como esta.
Nada de esto se realizó. Él no pudo conseguir un trabajo. La esposa logró ir a trabajar. Ambos tienen que trabajar 50 horas a semana. Él no puede cuidar los hijos porque no hay sistemas de ayuda, ningún preescolar, demasiado costoso. Dejan los niños solos, con la supervisión de la TV, y efectos obvios: abuso de sustancias, violencia entre niños y en contra de ellos, etcétera. Está todo bien documentado, ha habido un buen informe de la Unicef sobre esto, que nunca se menciona. Todo se ha realizado en el nombre de los valores de la familia, y es impresionante de verdad. Los individuos que llevaron a cabo este proceso, lo hicieron en el nombre de los valores de la familia, mientras que realizan una guerra en contra de niños y familias, y siguen tranquilos. En una sociedad bien disciplinada usted puede seguir tranquilo. Es verdad en Inglaterra y los Estados Unidos, pero no en el resto del mundo industrializado. Gente como Timothy McVeigh, el individuo que se carga con haber puesto la bomba allí, son justo la clase de gente que hace 60 años estaban construyendo el CIO [Sindicato de lor trabajadores de la industria]. Ellos tenían algo constructivo que hacer en aquel entonces. Ahora nadie sabe lo que está ocurriendo. Nada saben sobre las ganancias de Fortune 500, pero conocen mal gobierno, extra-terrestres, Lucífer y otras amenazas realmente serias. De esta manera, ¿por qué no bombardear el edificio federal para protegerse?
No es una justificación, pero sí una explicación. No hay posibilidad de hacer algo, porque los sindicatos han sido bien destruidos con la cooperación del estado criminal. Este proceso está continuando, incidentemente con la ayuda de Gran Bretaña, debo decir. Hay un cierre grande en Decatur, Illinois, por un subsidiario de Tate & Lyle, que está participando en la destrucción de uno de los sindicatos industriales. Otro participante es la Caterpillar Corporation, que incitó una huelga por prácticas injustas de trabajo, porque ella misma la deseó. Tenía gana de destruir a la Unión autónoma de los trabajadores. Es fácil para ella. Han explicado a la prensa de negocios su estrategia. Han utilizado sus beneficios enormes para contruir industrias en lugares como Brasil, Asia etcétera, así que pueden proveer su mercado interior de productos extranjeros. Ahora Europa Oriental está disponible también, ellos pueden utilizarla, y por lo tanto terminar con los que la prensa comercial llama "trabajadores mimados de Europa Occidental" con sus "formas de vida lujosas" y destruir los sindicatos. Esto es lo que está sucediendo. Los beneficios de la Caterpillar subieron del 46% el año pasado: ellos mismos acaban de declarar un aumento del 40% en dividendos. Hay beneficios enormes. Mientras tanto, están destruyendo lo que queda del movimiento de los trabajadores y creando a gente como Timothy McVeigh, que entre algunos años van a hacer cosas similares. Se está continuando en un esfuerzo muy deliberado para transformar a los EE.UU. e Inglaterra, y en seguida el resto del mundo industrializado, en sociedades con una estructura igual a la del Tercer Mundo, con un sector pequeño de ricos, una gran masa de gente desgraciada, quizá de pobres, y una creciente población superflua, problema que tienen que solucionar. En el Tercer Mundo usted envía los escuadrones de la muerte y haces un poco de limpieza. Es la manera en que se actúa en Colombia o Brasil. Aquí en el Oeste es diferente. Lo equivalente en una sociedad rica es encerrar a la gente en tugurios urbanos que se asemejan cada vez más a campos de concentración. Otra técnica es la que llaman guerra en contra del crimen. El crimen no ha aumentado por más o menos 20 años, pero la población encarcelada ha triplicado en los 80 y ahora está tirando para arriba. Aquí están unos números: a partir de 1930 hasta mediados de los 70 el índice del encarcelamiento era cerca de 100 por 100.000 que es más o menos como lo de Inglaterra. En el año 80 había alcanzado 139 por 100.000; en 1986, 210; en 1994 es hasta 373 y se va para arriba. En comparación con Japón es 47; con Países Bajos 40, etcétera. En los años de Reagan, los EE.UU. ganaron el récord mundial. Pero Rusia se ha puesto en carrera, ahora que ha absorbido los valores occidentales, así que está más o menos en el mismo nivel. En el mundo industrializado los Estados Unidos son únicos. Aparte de Rusia, tienen el índice más alto de encarcelamiento, que se va para arriba, sin un aumento en el crimen.
El mecanismo para esto es principalmente la guerra en contra de la droga. Lo que tiene poco que hacer con las drogas. Es una guerra de clase muy explícita. Más o menos la mitad de la gente que fue encarcelada el año pasado, quienes se fue a las prisiones federales, estaba presa para los que se llaman crímenes de droga; cerca de dos tercios para la posesión, y un tercio para marijuana. El joven pobre en el ghetto, la encuentra en cualquier empalme. Si ustedes miran las leyes pueden ver exactamente lo que sucede. Hay dos clases de droga. Hay el crack, que es la droga en el ghetto, y la cocaína de polvo, para los ejecutivos ricos cuando regresan a su casa en los suburbios. Están iguales en efectos, pero las penas criminales son en una relación de 100:1 en favor del crack y en desfavor de la cocaína de polvo. Además, muy raramente cargan a los ricos, por supuesto.
El sistema de derechos civiles está bajo ataque. El Congreso abrogó la Cuarta enmienda hace no muy de largo, y pueden seguir tranquilos. Es la sóla regla que bloquea el registro ilegal y la confiscación. La pena de muerte se va para arriba y las súplicas se están eliminando. Ustedes tienen que considerar que en los 20 años pasados cerca de 50 personas han sido matadas por la pena de muerte y luego resultaron ser inocentes, según el senador Feingold. La pena de muerte se permite en contra de los niños. Los Estados Unidos son el único país, además de Iraq e Irán, y quizá Arabia Saudita y algunos otros como estos, que permiten oficialmente que sujeten a los niños a la pena de muerte. Los Estados Unidos acaban de firmar al Convenio internacional para los derechos de los niños. Eran el 177 país en firmarla. Los EE.UU. por lo general no firman a ningún convenio internacional, pero firmaron este. Está prohibido el uso de la pena de muerte en contra de los niños, pero no importa, porque los EE.UU., en las raras ocasiones en que firman un convenio internacional, lo hacen de tal forma que sea "no auto-executiva", y esto significa que no tienen que aplicar estas normas a menos que se vote de antemano una legislación que las haga executivas, hecho que nunca ocurre.
Otro objetivo son las futuras generaciones. La sociedad está en manos de tiranos privados, que no cuidan el futuro. Están interesados en ganar la abundancia, olvidándose de todo, excepto ellos mismos. Algún otro se preocupará del mañana. La eliminación del aparato regulador, que es asombroso cuando ustedes lo miran, ocurrió exactamente en el mismo tiempo en que un aviso del Departamento del comercio alertaba que se iba a cerrar la zona pesquera más rica del mundo: George's Bank, justo en las afueras de New England, de Cape Cod. Tuvo que ser cerrada el área porque durante los 80 la administración Reagan había desregularizado y subvencionado la industria de pesca. Es igual que en al caso de la S&L [Savings and Loan Institutions; instituto de ahorro y préstamo].
Cuando se hace algo semejante, sucede algo, a saber se destruyen las zonas de pesca. Han destruido el pescado que vivía en los fondos del mar, así que tenemos que cerrar la zona pesquera más rica del mundo. Cape Cod está ahora importando bacalao de Noruega, que es como Australia que consigue canguros de África Central, ellos desmontaron el aparato regulador: esto se encuentra en una página, esta está en otra diversa página. Recuerden ustedes que estos individuos son conservadores. Massachusetts tiene un gobernador conservador, así que de pronto como se cerraron las zonas de pesca, él se fue a Washington, sombrero en mano, diciendo: mirad al contribuyente, afiáncenos de esta situación bien compleja. La excusa fue que esto nada tenía que ver con la desregulación, era un desastre natural. El gobierno federal debe declarar un desastre natural, así que los fondos federales se viertan en New England. ¿Por qué era un desastre natural? Él explicó que había venido cierta nueva clase de pescado rapáz. Hasta ahora es invisible, pero sabemos que está allí y se ha comido todo el pescado del fondo del mar. No estoy bromeando, es la manera en que dieron la noticia. Suena como una broma, pero no es esto y tampoco es divertido.
Esto les dice exactamente que clase de libres mercados están en los alrededores. Son como la S&Ls y la subvenciones de la Goldman Sachs después del derrumbe de México, como la Chrysler Corporation. Es como la historia entera del desarrollo industrial de New England en el siglo XVIII. Los libres mercados les caen muy bien para ustedes, pero nosotros conseguimos subsidio y protección del estado. Si algo mal sucede, ustedes van adentro y toman el cuidado. Somos la "minoría opulenta" que tiene que ser protegida.
Existe una pequeña anomalía en esto, pero no importa mucho, porque nadie sabe nada, a menos que emprendan un proyecto de investigación.
En mi opinión, es una bien siniestra perspectiva. No estamos hablando de Argelia, o Sudán. Lo que sucede en los Estados Unidos va a tener un efecto bien grande en el mundo. Las perspectivas son tan siniestras que ya desde ahora el mundo corporativo es ambivalente al respecto. Las revistas comerciales están llenas de esto. No queda el tiempo para hablar de este tema, pero con respecto a las grandes corporaciones, su postura es algo evocadora en la memoria de la Alemania de Hitler en los últimos 30. Habían movilizado a este ejército de nazistas para destruir sindicatos, matar a socialistas y comunistas, aumentar los beneficios etcétera, y todo esto fue bien grande. Pero después de un tiempo resultó que estos individuos tenían sus propias ideas, que no le gustaba mucho el rico y el poderoso, pero era demasiado tarde. Más o menos igual sucedió en Irán alrededor del 80, cuando los comerciantes en el bazaar movilizaron a sus tropas populares para derrocar el Shah, pero luego resultó que las tropas tenían una idea distinta y se fueron con Khomeini, que ellos no deseaban. Esto es lo que ahora preocupa la prensa de negocios. Tienen cierta razón de andar con miedo.
Toda esta clase de fanatismo e histeria. Hay en esto una raya de populismo contra-corporativo. Son muy en cuestión sobre lo que va a suceder. Aman beneficios enormes, desregulación, destrucción de sindicatos, matanza de niños, toda esta materia está muy bien, pero el apuro es, ¿qué más estos individuos tienen en la mente? Los CEOes son los que se llaman "liberales". Son militantes en favor del aborto. Desean unas oportunidades para sus hijas. No desean a sus niños forzados a rogar en la escuela, o estudiando "ciencias de la creación". No quieren que sepan de Lucífer y extra-terrestres que asumen el control en el país. No le gustan los individuos que se pasean con los rifles de asalto. No desean a esta sociedad. Tenían algo más en su mente. Por supuesto, no desean el ataque populista en contra del bienestar corporativo, que justo ahora está comenzando y se preocupan. En cierta medida están asustados de las tropas que han movilizado. Es muy visible en la prensa comercial.
No deseamos tomar demasiado en serio estas analogías históricas, pero sería un gran error en mi opinión encontrar seguridad en las certezas que se exponen en la ciencia de gobierno y rechazar la mirada en que está ocurriendo en el mundo real.
Un comentario final: me pidieron hablar de algunas preguntas específicas. Nada he dicho sobre ellas todavía, pero intentaré contestarlas abreviadamente, porque las respuestas salen casi automáticamente cuando ustedes piensan en lo que va ocurriendo, y ya he dado una muestra pequeña. La primera pregunta es ¿qué sobre el problema del condicionamiento de la ayuda en derechos humanos? En mi opinión ustedes no pueden plantear seriamente esta pregunta en un mundo en que la mitad de la ayuda militar de los EE.UU. para el hemisferio se va a Colombia, el más grande violador de derechos humanos del hemisferio. Esto es parte de un modelo muy constante. Si este es el mundo verdadero, ustedes no pueden plantear seriamente preguntas sobre la regulación de la ayuda. Hay preguntas distintas que hacer. El Congreso acaba de pedir la fuerte reducción de la ayuda a los países pobres - están dejandola a los países ricos. También han pedido el corte de un tercio de la ayuda del Congreso a la Unicef. Se hizo muy bien, en el tiempo exacto. Fue anunciado el mismo día en que se salió el informe de la Unicef - el informe anual, con un director estadounidense, debo decir - que 13 millones de niños están muriendo cada año de enfermedades fácilmente
preventables, porque los países ricos rechazan el suelto para la ayuda. Fue el mismo día de la decisión de cortar la ayuda para Unicef, pero no importa porque no ha sido denunciado. Por lo menos hasta el momento en que dejé al país, hace un par de días, ninguna de estas noticias había salido en la prensa nacional todavía. En estas condiciones, ustedes realmente no pueden hablar seriamente sobre el problema de la regulación de la ayuda en derechos humanos. Tenemos mucho camino que recuperar antes de llegar a esta pregunta.
La segunda pregunta es ¿cómo podríamos movernos hacia un constructivo modelo no-imperialista para la protección internacional de los derechos humanos? Realmente una respuesta muy sencilla, y en mi manera de ver, correcta, salió en un artículo cuidadosamente documentado y razonado, un estudio bien largo insertado en el Informe sobre las leyes inter-americanas, escrito por un profesor de ley de la Universidad de Miami. Es un estudio de la política de los EE.UU. y los derechos humanos en el hemisferio occidental. Él concluye, en mi opinión muy correctamente, que una intención de los EE.UU. para promover democracia y derechos humanos en las Américas es muy poco probable sea próxima, sin mayor democracia adentro de los Estados Unidos mismos. Pienso que es una subestimación, pero la cuestión es correcta. La democracia en el interior del país no garantiza la dignidad en el país o en el exterior, sino que es un requisito previo para esto, y en este frente, muy poco hay que decir y muchísimo que hacer.

Noam Chomsky




Nessun commento:

Posta un commento